Inicio / TECNOLOGIA / El regreso del Concorde: EEUU desarrolla un nuevo avión supersónico de pasajeros

El regreso del Concorde: EEUU desarrolla un nuevo avión supersónico de pasajeros

Podría hacer vuelos comerciales en 2030. Esta nave unía Nueva York y Londres en solo tres horas y media, pero dejó de volar tras un trágico accidente.

El regreso del Concorde: el único avión de pasajeros supersónico del mundo.

Pasaron más de cinco décadas desde aquel histórico primer despegue del Concorde. Ahora, 17 años después de su último vuelo, una empresa de los Estados Unidos anunció que se está preparando un nuevo avión supersónico, que podría comenzar a operar en 2030.

Boom Supersonic, con sede en Denver, Colorado, adelanto que el 7 de octubre lanzará el XB-1, un prototipo a escala 1: 3 de su próximo Overture de jet comercial supersónico, que iniciaría los vuelos de prueba en 2021.

El primer Concorde surgió de un proyecto conjunto entre los fabricantes aéreos estatales de Reino Unido (British Aircraft Corporation) y Francia (Aérospatiale). Despegó por primera el 2 de marzo de 1969 en Toulouse (Francia) y el 22 de noviembre de 1977 hizo su primer vuelo directo entre dos continentes, uniendo las dos grandes capitales del Viejo y el Nuevo Mundo: Londres y Nueva York, en apenas tres horas y media.

Entre sus pasajeros habituales estuvieron Margaret Thatcher, la reina Isabel, el papa Juan Pablo II, Mick Jagger, Phill Collins, Robert Redford o Luciano Pavarotti. Era exclusivo para famosos y millonarios, ya que un pasaje podía costar más de mil libras esterlinas.

Parecía ser una promesa de la aviación y se lo presentaba como “el avión más seguro del mundo”, pero un trágico accidente ocurrido en junio de 2000, que dejó más de 100 muertos, opacó su fama. Así, el 26 de noviembre de 2003 realizó su último vuelo de honor y se despidió de los cielos.

Ahora, Blake Scholl, fundador de la compañía estadounidense busca “devolver los viajes supersónicos al mundo”, y considera que el lanzamiento del XB-1 será el primer paso para lograrlo.

Según informó ANSA, el empresario aseguró: “Los vuelos al doble de velocidad significan que podemos viajar el doble de distancia, trayendo más personas, lugares y culturas a nuestras vidas”.

Desde Boom Supersonic afirmaron también que el propósito de este prototipo es demostrar las “tecnologías clave” de Overture, como la construcción avanzada de compuestos de fibra de carbono y la aerodinámica de alta eficiencia optimizada por computadora.

La compañía dio a conocer una serie de imágenes del avión experimental y destacó que es la nave desarrollada por capitales privados de forma más rápida en toda la historia.

Boom Supersonic compartió imágenes del prototipo a escala 1:3 de su próximo Overture de jet comercial supersónico.

“Nuestras experiencias en la pandemia de COVID-19 subrayan para todos nosotros la necesidad humana fundamental de conexión personal”, reflexionó Scholl. Y agregó: “Un viaje más rápido nos permite experimentar culturas y lugares del mundo. Con XB-1, estamos demostrando que estamos preparados para traer de vuelta lo supersónico”.

De acuerdo a los resultados del programa de las pruebas, la compañía realizará los ajustes necesarios en el diseño de este nuevo avión para dejarlo listo para el transporte seguro de pasajeros.

“Estamos asegurando que el futuro supersónico sea seguro y ambiental y económicamente sostenible”, remarcó el empresario. Y reconoció que “la demanda de los supersónicos creció” en el último tiempo, aún más rápido que lo que esperaban.

Antes de la pandemia, la empresa había obtenido al menos 6 mil millones de dólares en pedidos anticipados para desarrollar el avión, que tiene un precio de 200 millones de dólares, con compradores como Virgin Group y Japan Airlines, que invirtieron 10 millones en la compañía en 2017.

Si las pruebas salen bien, este avión, con capacidad para trasladar entre 55 y 75 personas, comenzará los vuelos con pasajeros en 2030. Según proyectan, estará centrado en más de 500 rutas, principalmente transoceánicas, que se beneficiarán con su increíble velocidad, que volverá a unir Nueva York y Londres, en solo tres horas y 15 minutos.

El trágico accidente que puso en duda al Concorde

El avión supersónico creado entre Francia y Reino Unido fue la promesa de la aviación hasta que, a comienzos del nuevo milenio, un accidente acabó con la vida de 113 personas: los 109 pasajeros y tripulantes que había dentro de la aeronave -en la cual no hubo sobrevivientes- y de cuatro víctimas más que se hallaban en tierra.

Todo ocurrió el martes 25 de junio de 2000, en París, cuando el vuelo 4590 de Air France tuvo un incidente antes de despegar: tras pisar una pieza que se había desprendido de otro avión en la pista de despegue, explotó una rueda del Concorde y el neumático golpeó la parte baja del ala izquierda del avión a una velocidad de 323 kilómetros por hora, lo que terminó rompiendo un depósito de combustible.

La aeronave logró volar pero se estrelló en Gonesse, 30 kilómetros al norte de la capital francesa. Este fue el único accidente que tuvo el Concorde en sus tres décadas de historia, pero tres años más tarde dejó de volar.

Compruebe también

Descubren 400 vulnerabilidades en chips de celulares

Las fallas afectan a dispositivos Android, pero los cibercriminales necesitan que las posibles víctimas descarguen …

Microsoft buscaría controlar TikTok en todo el mundo: nuevos detalles de la negociación

La compañía de Redmond había confirmado su intención de gestionar las operaciones de la app …